LA FIESTA ES NUESTRA. Se juntan papeles cortados y sin cortar en el club para los recibimientos en el Torneo 2016/17. Acercálos a la sede del Parque y colaborá con la fiesta que hacemos siempre!

OPINION | 03/02/2015

El hombre que está detrás de Newell's



Conocida es la diferencia histórica de animosidad que la policía rosarina tiene y tuvo siempre para con los equipos de la ciudad. Mientras algunos disfrutan los privilegios de tener a las fuerzas que comparten sus colores como aliadas, en Newell’s los que deberían garantizar el orden y la seguridad representan lisa y llanamente un enemigo de los intereses leprosos. Desde la calle hasta dentro del propio club, la policía lleva adelante una persecución sin fin para con todo lo que lleve los colores rojo y negro.
Si bien esto no es novedad, en los últimos años la situación se vió agravada seguramente influida por el cambio de dirigencia ocurrido hacia fines de 2008 que implicó el fin del negociado que mantenía este organismo con la anterior. No es difícil hacer memoria a corto plazo y recordar los tantos episodios lamentables que tuvieron lugar en el Parque Independencia, tanto dentro como fuera del club. La provocación de los uniformados fue notoria y una constante en momentos sensibles para la masa leprosa, como la derrota que provocó la pérdida de la pelea por el Campeonato Apertura 2009 o las consecuentes represiones injustificadas y desmedidas que provocaron, por ejemplo, la rotura de decenas de autos, golpes y balazos de goma repartidos a mansalva y hasta la pérdida de un ojo de un niño.(Ver Video)

Pero entre tantos incidentes ocurridos, hubo uno que difícilmente quede exento de la memoria de quienes sufrieron en carne propia una salvaje y brutal represión a manos de los azulados que una noche de Octubre de 2011 se hicieron dueños de las instalaciones y protagonizaron un abuso de autoridad sin precedentes.
Este gravísimo hecho que tomó trascendencia nacional dejó en el ojo de la tormenta al jefe del operativo de aquel encuentro, y por lo tanto principal responsable, Hernán Brest. Si hasta las cámaras de seguridad (cuyas imágenes fueron de conocimiento público) lo captaron reduciendo y ejerciéndole golpes de puño incesantemente a un hincha que terminó en el hospital. (Ver Video1) (Ver Video 2) (Ver VIdeo 3)
Las repercusiones de aquella noche derivaron sobre un mismo pedido en común: la destitución de Brest como jefe de los operativos de todos los partidos de Newell’s como local, y así fue. Era una falta de respeto a la institución y su masa que siga en esa tarea y aquella sanción era la mínima que ameritaba dicha causa. Pero a pesar de esa medida, no fue necesario que pasara demasiado tiempo para que, increíblemente y a modo de insulto, no solo se lo volviera a ver merodeando libremente por el club sino que lo hiciera acompañado de algunos oficiales tomando imágenes y cumpliendo nuevamente el rol intimidante ante el hincha leproso, estando al pie del cañón expectante de sacar provecho de cualquier posible incidente que pueda surgir. Esto, teniendo en cuenta la acción y de quien proviene, no es menos que una actitud extremadamente provocadora. Sí, el mismo Brest protagonista ineludible de una noche que podría haberse cobrado víctimas fatales, volvió sin culpa alguna al lugar de aquellos hechos para continuar con su propósito, ahora bajo un cargo que ocupa en la Secretaría de Deportes.

Mientras tanto, y tan solo a modo de rápido repaso, en la otra vereda de Rosario se recuerdan algunos sucesos recientes provocados por la propia gente, que trascendieron los medios del país y de los que todavía se espera el accionar de las fuerzas de seguridad encargadas ya que no se conoce sanción alguna al respecto. Por citar algunos, el último antecedente tuvo a periodistas y dirigentes de Racing sufriendo un ataque y retirándose del estadio militar ante las cámaras y la mirada de la policía que no actuó ante la cobarde arremetida de los locales. Retrocediendo apenas poco más en el tiempo se encuentran otros episodios de gravedad que se dieron hasta en marcos de partidos de copas internacionales como cuando el arquero Orión fue impactado en la cabeza por un proyectil arrojado en pleno encuentro por la hinchada y del que no se conoce consecuencia alguna para el club. Esto sin mencionar lo que ya es moneda corriente en cada una de las veces que el equipo chico de la ciudad hace de local. Los conocidos y reiterados disturbios en los ingresos o la presencia de pirotecnia que en teoría está prohibida y para la que reciben un guiño de la policía. (Ver Video Racing) (Ver Video Orion)

Estas son solo algunas de las sobradas muestras que se dan repetidamente y desde hace años en el ámbito del fútbol de la ciudad y que sirven para ejemplificar el trato desigual y la parcialidad explícita de la policía sobre todo encabezada por este señor que quedó expuesto en su accionar y que no conforme con su historia reciente vuelve a la carga por Newell’s en donde no se registran incidentes provocados por la parcialidad leprosa desde años, solo respuestas a la constante provocación y represión de los uniformados. En resumidas cuentas, de un lado no se previene ni se controla lo que luego es permitido y perdonado, mientras que en esta vereda pagamos el precio de la simpatía de unos pocos por el club de los 4 descensos.
Seguramente sea un tema de fondo y haya intereses implícitos que el común de la gente nunca conocerá, por lo pronto, solo podemos reclamar por lo que tenemos ante los ojos y es un tipo cuya sola presencia representa una ofensa para la gente de Newell’s y una señal de alerta ya que, con el pasado como prueba cabal, su cercanía es garantía de que nada bueno para Newell’s pueda llegar a ocurrir.  

Autor: Exequiel Bedoya

Torneo 2016/17 - Fecha 30


Newell's vs Godoy Cruz

Martes 27/06 - 18 hs
Coloso del Parque

 

¿Estás conforme con la designación de Llop?

No

www.GloriosoNOB.com | "Para Un Leproso Nada Mejor Que Otro Leproso..."