LA FIESTA ES NUESTRA. Se juntan papeles cortados y sin cortar en el club para los recibimientos en el Torneo 2017/18. Acercálos a la sede del Parque y colaborá con la fiesta que hacemos siempre!

PERSONALIDAD |

Vieja Amelia



Amelia Montero, la señora que no necesita de su apellido para ser reconocida. Encarnando en sí misma y mejor que nadie el sentimiento genuino del Leproso, la Vieja con sus más de 75 años de tribuna, repartidos entre trenes, colectivos y aviones, no solo es un ejemplo de hincha sino de lo que Newell’s representa en la vida de ellos. Fue a la cancha por primera vez a los 10 años y desde ese entonces se ligó a un amor incondicional que sería eterno. Por decisión propia y como ella misma declara cuando se lo preguntan, eligió al más grande del interior como forma de vida, sin más palabras que pudieran describirlo mejor, ella “se casó” con Newell’s. A lo largo de los años, torneos, copas, amistosos, mediocres campañas y vueltas olímpicas fueron testigos de la presencia firme de la vieja en cada cancha del mundo donde jugara su rojinegro querido. Ella nunca podía ausentarse, porque así lo siente y así se pasó su vida, brindándose a la Lepra.

Los relatos la marcan como la primera en fletar colectivos para viajar a ver al más popular de visitante, aunque eso verdaderamente no importe demasiado. Cierto o no, primera o segunda, lo valorable es que Amelia trascendió generaciones llevando incansablemente a través de los años y a todas partes a los que hoy son abuelos, padres y también a sus hijos arriba de su colectivo.
Pero detrás de la hincha, de la seguidora fiel al rojinegro, está el ser humano y desde ese aspecto también nos enorgullece como símbolo leproso. La Vieja hizo de “sus pibes” una gran familia, como ellos mismos lo manifiestan, fue madre cuando la necesitaron, fue protectora, y capaz de llegar al punto de fingir un desmayo (entre tantas miles de anécdotas) con tal de que ellos pudieran acceder a un estadio a hacer eso que más quieren y que ella predica con su ejemplo: alentar a Newell’s como y donde sea. Viajar con Amelia es tener la seguridad de que, en medio de todos los imprevistos que pueden surgir en un viaje, uno nunca se va a quedar “a gamba” o fuera de la cancha, porque ella se encargaría de hacer todo lo necesario por cada uno de los que ocupaban cada asiento de su colectivo.
Por último, como no podía ser de otra manera, como sucede con cada ícono de la cultura leprosa que representa al gen de Newell’s, se desenvolvió toda su vida bajo una humildad digna de una gran persona, agradecida, de bajo perfil, reforzando mediante su forma de ser la idea de trabajar para Newell’s con los nombres en un segundo plano, sin buscar reconocimiento mayor que el propio cariño de la gente, conformándose con ese afecto que le brinda cada hincha en todos los rincones del club.
Todo eso forma parte del legado que dejará por siempre la querida vieja Amelia para las generaciones venideras de leprosos. Legado que boca a boca se transmitirá y contará la historia de esa señora que dedicó sus años enteros a una única pasión, legado que en el año 2012 se cristalizó nada menos que en el bautismo de la tribuna del Coloso que ella misma ocupó en aquel rincón pegado a la popu cada vez que Newell fue local, la tribuna “Vieja Amelia”.

 

 

Superliga 2017/18 - Fecha 8


Patronato vs Newell's

Lunes 6/11 - 19.05 hs
Estadio Presbítero B. Grella

 

¿Estás conforme con la designación de Llop?

No

www.GloriosoNOB.com | "Para Un Leproso Nada Mejor Que Otro Leproso..."