LA FIESTA ES NUESTRA. Se juntan papeles cortados y sin cortar en el club para los recibimientos en el Torneo 2017/18. Acercálos a la sede del Parque y colaborá con la fiesta que hacemos siempre!

PERSONALIDAD |

Diego Maradona



El 10, o el más grande de todos los tiempos, o D10s, o simplemente Diego. Sí, los leprosos tenemos ese gran orgullo de poder decir que “el Rey tiene Lepra”. De habernos dado ese lujo con el que tantos soñaron y tan pocos se lo pudieron dar alrededor del mundo. Maradona se calzó la rojinegra una tarde de 1993 para inmortalizar esa imagen en cada uno de los rosarinos, que nunca olvidarán a ese Diego sonriente pintado con la del más grande del interior y el 10 firme en su espalda. No importó el cuándo, el cómo, el dónde y mucho menos el durante cuánto. La historia contará por los siglos de los siglos, que el más grande de todos los tiempos jugó en Newell’s.

Según cuenta el propio ex presidente rojinegro Walter Cattáneo, recibió una propuesta “desubicada” de uno de sus pares en medio de un entrenamiento de aquel 1993 en el que el plantel leproso mostró un nivel bajísimo que iba en sintonía con el papel hecho por Newell’s hasta entonces en el torneo local. Fue allí cuando un dirigente notó que la Lepra necesitaba un sacudón, un cambio de aire, y se le acercó para proponerle: “¿Por qué no lo traemos a Maradona?”. Ésta pregunta, más emparentada con una broma de ocasión o un comentario utópico, terminó siendo el comienzo de una misión que finalmente se hizo realidad. 
Un 13 de Septiembre de 1993, después de haber sido recibido por una multitud en el aeropuerto de Rosario, Diego pisó el césped del antigüo Coloso y fue ovacionado por 35 mil almas que comenzaban a hacerle sentir lo que representaba su nuevo club. Tan sorprendido como agradecido, Maradona inció aquella tarde su romance eterno con la gente de Newell’s, que días después lo vería marcar en un amistoso frente a Emelec su único gol con la del más grande del interior, el 7 de Octubre de aquel año, en una noche de gala dedicada al diez.
Diego jugó 5 partidos oficiales y su salida se vió motivada por un desgarro sufrido en su último encuentro y diferencias con la conducción técnica del equipo. A pesar de su alejamiento y su corta estadía en el club más campeón de Rosario, Maradona estableció un vínculo irrompible con el pueblo leproso que se rectificaría a lo largo de los años. Torneos de Showbol o el centenario del club fueron motivos suficientes para que el Dios del fútbol vuelva al Parque Independencia a alentar a su Newell’s querido y reencontrarse con su gente, manifestando su sentimiento por el rojinegro cada vez que era consultado.
Recientemente, con motivo del 20º aniversario de su llegada al corazón de Rosario, declaró en una entrevista oficial con el club: “Fui, soy, y seré Leproso. Los extraño y volveré”. Por supuesto, “el 75% de la ciudad”, como el mismo definió a Newell’s, lo espera eternamente con el orgullo intacto de poder afirmar que el más grande de toda la historia, con la de Newell’s quedó en nuestra memoria…

 

 

Superliga 2017/18 - Fecha 4


Lanús vs Newell's

Lunes 25 - 19.05 hs
Estadio Ciudad de Lanús

 

¿Estás conforme con la designación de Llop?

No

www.GloriosoNOB.com | "Para Un Leproso Nada Mejor Que Otro Leproso..."