LA FIESTA ES NUESTRA. Se juntan papeles cortados y sin cortar en el club para los recibimientos en el Torneo 2017/18. Acercálos a la sede del Parque y colaborá con la fiesta que hacemos siempre!

ORIGENES |

Pionero del fútbol nacional



Si bien es un hecho de público conocimiento que Newell's se fundó en 1903, la historia de nuestro querido rojinegro se remonta mucho tiempo atrás.
En 1869, un joven llamado Isaac Newell desembarcaba en el puerto de Rosario. Nacido el 24 de abril de 1853 en el condado de Kent, Inglaterra, este muchacho ni se imaginaba que llegaba a la ciudad para hacer historia de verdad. Con una carta de recomendación de su padre, se dirigió al 139 de la calle Entre Ríos, donde Guillermo Wheelwright, el administrador de la línea ferroviaria FCCA no solo lo recibiría en su casa, sino que también le daría lugar en el ferrocarril como aprendiz de telegrafista. Como si fuese poco, Isaac no resignaría sus estudios y cada noche, después de haber trabajado durante el día, concurría a las clases en el colegio de Entre Ríos entre San Lorenzo y Urquiza.
Ya para el año 1873, Isaac se había convertido en un experto telegrafista y trabajaba en la Inspección General del Telégrafo Trasandino, en Villa Maria, Córdoba. Pero aquel año recibiría la dura noticia del fallecimiento de don Wheelwright. Ascendido de puesto se iría por poco tiempo a trabajar como jefe de telegrafistas a San Luis, para presentar posteriormente su renuncia con el fin de regresar a Rosario y así retomar su antiguo trabajo y sus estudios en el colegio nocturno. Fue allí donde conoció a una joven alemana llamada Anna Margarita Jockinsen con quien se casaría a los 23 años, un 4 de Diciembre de 1876, y con la que, 2 años más tarde, se recibirían como profesores de inglés para ejercer en el Colegio Anglicano de Urquiza y Paraguay. El 26 de Mayo de ese 1878 nacería el primero de los 3 hijos de Isaac, Claudio Lorenzo Newell, el único varón.
Llegado el año 1884, Isaac y Anna Margarita tomaron la desición de consolidar su propio establecimiento educativo, y con el nombre de Colegio Comercial Anglo Argentino lo emplazaron en la antigüa casona que le abrió las puertas a aquel joven de 16 años, en el 139 de calle Entre Ríos, donde la familia se instaló para vivir en la planta alta. En principio el colegio brindó enseñanza primaria y al poco tiempo tuvo autorización para para hacer lo propio con la secundaria. A su vez, mediante el primer crédito que otorgó el Banco Provincial de Santa Fe, Isaac pudo comprar la casona que hasta ese entonces pertenecía a los herederos de Don Wheelwright.
Con el tiempo, el colegio adquirió notoriedad. Asistían los hijos de las familias y alumnos provenientes de otros pueblos cercanos, las puertas estaban abiertas hacia todas las razas, culturas y religiones, algo inédito para aquellas épocas. Pero lo más revolucionario pasaba por la alternancia entre el estudio y los ejercicios físicos, sobre todo el foot-ball, ese novedoso deporte impulsado por Isaac, quien en el mismo año de la creación del colegio trajo de su Inglaterra natal la primera pelota y el primer reglamento de este deporte, y fue el patio de la casona testigo de la primera práctica oficial de fútbol entre los alumnos. Fiel muestra del crecimiento de este deporte fue la adquisición de un terreno lindero al colegio para poder practicarlo más en serio y que dejara de ser un entretenimiento en los tiempos libres. A este campo deportivo se lo bautizó "Club Atlético Newell School".
Cabe destacar que el colegio contaba con un escudo con los colores rojo por Inglaterra debido lógicamente a la procedencia de Isaac y el negro por Alemania, lugar de nacimiento de su esposa. En el escudo se podían diferenciar las alas de Mercurio (símbolo de la elocuencia y el comercio), la lámpara de la sabiduría y la bandera argentina e inglesa.
El año 1900 lo encontraba a Isaac enfermo, sufriendo las consecuencias del fallecimiento de su querida esposa un año atrás, y viajando al condado de Kent ya para despedirse de sus seres queridos, mientras su hijo Claudio tomaba el mando del colegio. El año siguiente Isaac regresó de Inglaterra con su vejez comenzando a hacerse sentir cada vez más e impidiéndole que pueda retomar sus funciones de docente.
La historia quiso que fuese así. Paradójicamente mientras la vida de Isaac se apagaba, la llama del fútbol, ese deporte que el había impulsado a practicar, comenzaba a crecer cada vez más. Los estudiantes trataban de formalizar esa pasión y comenzaron a consolidar los primeros clubes. Claudio, que había quedado a cargo de la escuela dió cuenta de esto y notó que era tiempo de dar un paso más y de volcar el esfuerzo de su padre y el entusiasmo de aquellos jóvenes en la concreción de un club. Fue así que tomó las riendas y siguiendo con el legado de Isaac llamó a una asamblea para fundar, aquel 3 de noviembre de 1903, en el patio del mítico colegio, el Club Atlético Newells Old Boys ("Los Viejos Muchachos de Newell"). Al pie del acta de fundación se podían leer las firmas de Humberto Semino, Faustino González, Jose Hiriart, Agapito Balbín, Wheeler, Deolino Barcelona, Guillermo Moore, Atilio Barcelona y Víctor Heitz. De esta manera, y con este nombre, el club sería un constante homenaje al hombre que dedicó su vida a educar, sin importar el esfuerzo que esto conlleve, sin hacer distinción entre clases sociales.
En sus últimos años de vida, Isaac llegó a presenciar la victoria de la Lepra en el primer clásico de 1905 y la obtención de 3 ligas rosarinas consecutivas (1905, 1906 y 1907). Hasta que el 16 de octubre de ese año, la historia marcaría la desaparición física de este mundo del maestro, y a su vez, el paso hacia la inmortalidad. Su obra y enseñanza vive dentro de los que llevamos el sentimiento del club que su hijo y ex alumnos fundaron en su honor. Su misma sangre corre en cada leproso, esa sangre que tiene en común la gran familia leprosa, la que Isaac le dejo a Claudio, la que tu papá te dejo a vos y la que vos le dejarás a tus hijos. Por los siglos de los siglos.

 

Superliga 2017/18 - Fecha 1


Newell's vs Unión

Lunes 28/8 - 19.05
Coloso del Parque

 

¿Estás conforme con la designación de Llop?

No

www.GloriosoNOB.com | "Para Un Leproso Nada Mejor Que Otro Leproso..."